Ventajas de una boda íntima

Una boda íntima puede  tener de 20 a 60 invitados,  se puede llevar a cabo en lugares poco tradicionales y permite un mayor aprovechamiento del presupuesto.

Viviana Vieto  Photography

Viviana Vieto Photography

Generalmente cuando se planifica una boda, una de las tareas más complicadas es definir quienes asistirán a la celebración. Lograr incluir a todos los familiares, amigos, compañeros de trabajo y conocidos de ambos, se torna bastante difícil, mucho más cuándo existe un presupuesto límite.

Lo “usual” es tratar de incluir a la mayoría de personas posibles, crear una lista borrador y luego ir descartando por orden de prioridad.

Sin embargo, no todos los novios desean invitar a cuánta persona conocen, y muchos incluso lo hacen solamente porque “la tradición lo dice”.

Adri Méndez

Adri Méndez

La buena noticia es que poco a poco todas esas tradiciones  han ido evolucionando y ya no existen reglas claras a seguir en las bodas contemporáneas. Todo lo contrario, al organizar una boda se buscar ser creativo, tomar riesgos y romper moldes.

¿Y qué mejor manera de hacerlo que organizando una boda íntima?

Adri Méndez

Adri Méndez

Una boda íntima ofrece la posibilidad de disfrutar muchísimo más el proceso y cada detalla de él. Sin lugar a dudas, al haber pocos invitados, se reducirán los niveles de estrés que conlleva planificar una boda.

Una de las ventajas más relevantes al planear una celebración íntima, es el uso del presupuesto. Si los novios desean, podrían reducir considerablemente los gastos e invertirlos en otros aspectos como la luna de miel, o bien, se podría invertir mucho más en otros detalles de la boda como decoración, entretenimiento, servicios para los invitados (mesas dulces, estaciones de bebidas, photo booth, rincones temáticos, entre otros).

Vicki Graffon Photography

Vicki Graffon Photography

Una boda íntima lleva consigo una especie de magia, pues permitirá que los novios compartan un evento tan importante, solamente con aquellas personas que exclusivamente lo merecen. En las celebraciones pequeñas, no habrá lugar para invitados por “compromiso o de cortesía”.

Además se podrán elegir locaciones acogedoras y diferentes. Realizar la boda en un restaurante, un pub o en un pequeño jardín, resulta imposible para una celebración grande, no obstante, podría ser el escenario perfecto para las  bodas más íntimas.

Viviana Vieto Photography

Viviana Vieto Photography

Con respecto a la alimentación, se podría dejar de lado el tradicional menú estilo buffet y apostar por platillos de autor a la carta, contratar un chef exclusivamente para el evento u optar por alternativas menos tradicionales como un food truck.

Josh Gruetzmacher Photography

Josh Gruetzmacher Photography

Por supuesto no se puede dejar de lado que una boda íntima facilita la interacción y el contacto con todos los invitados de la boda. Poder compartir con todos los comensales al momento de la cena y estar rodeado de solo personas importantes, harán de ese día, un día más que perfecto.

 

 

 

Deja un comentario