Lo que NO tenés que hacer al momento de elegir los zapatos de novia

z1

Uno de los aspectos que lleva más tiempo y especial cuidado en la planificación de la boda, es elegir todo el atuendo de la novia.  Se debe estar completamente segura de que se consiguió el vestido soñado y los zapatos  y accesorios perfectos.

Para lograr ese cometido, no es suficiente con que nos guste el diseño y la elegancia de las prendas, es fundamental que logremos sentirnos cómodas con lo que usemos ese día y por supuesto, que nos haga sentir nosotras mismas.

En este post quiero centrarme específicamente en los zapatos de la novia y en lo que NO se debe hacer cuando se eligen, porque aunque siempre se habla de esto, es muy común que terminen sufriendo de dolores de pies en uno de los días más importantes de sus vidas.

Comprar primero el calzado y luego el vestido

Este es el error #1. No podemos elegir los zapatos sin primero saber cómo será el vestido pues ambas piezas deben tener concordancia y generar armonía visual.z2

Elegir un tacón muy alto

Este punto es específicamente para aquellas mujeres que no acostumbran a utilizar tacones muy altos o que del todo no utilizan tacones. Es un día tan importante que no se puede tomar el riesgo de experimentar solo para verse elegante. Primero está la comodidad.

No tomar en cuenta el tipo de boda

¡Así es! También los zapatos deben ir de acuerdo con el tipo de celebración. Si la boda es en un jardín por ejemplo, no se puede elegir un tacón aguja, lo mismo pasa en la playa. Además la hora también es un factor a considerar. Si la boda es de día se deben evitar los brillos y adornos excesivos.

z4

Usarlos por primera vez el día de la boda

Esto no quiere decir que los tienen que usar para ir a trabajar o salir de compras, sin embargo, utilizarlos unos 15 minutos todos los días, una o 2 semanas antes de la boda, ayudará a irlos amoldando poco a poco para evitar dolores innecesarios en la celebración. Recuerden que los zapatos nuevos casi siempre  “chiman”.

No llevar un segundo par

Este es un gravísimo error. A pesar de que los amoldemos y busquemos comodidad, estar muchas horas en tacones es bastante tedioso para la mayoría, principalmente si se tiene planeado un gran bailongo. Las sandalias, tenis tipo Converse o zapatos de bailarina siempre serán una gran alternativa.

Deja un comentario