Anillos de boda: alianza eterna

Rebecca Yale Photography

Rebecca Yale Photography

 Los anillos de matrimonio o alianzas, como también se les llama, son un símbolo que representa el compromiso y amor entre la pareja.

Antiguamente los egipcios intercambiaban anillos en sus ritos matrimoniales, pues para ellos su forma circular representaba un principio sin fin, en pocas palabras: eternidad; Siendo esto lo que representaba y representa -en algunos casos- el matrimonio.

La costumbre establece que los novios deben entregarse mutuamente anillos como símbolo de alianza matrimonial, colocándoselos en la ceremonia nupcial, pues además de amor eterno, las alianzas simbolizan el compromiso, la fidelidad, el respeto, y sobre todo la consagración total de su amor eterno ante Dios y la sociedad.

Los anillos sirven para sellar estos votos y actuar como un recordatorio perpetuo de su compromiso con el otro “hasta que la muerte los separe”.  Además, el anillo se utiliza en el dedo anular izquierdo debido a una antigua creencia que explica que la vena que se tiene en ese dedo está directamente conectada al corazón, que para los seres humanos, es la representación pura del amor.

Novedosos diseños

 Hace algún tiempo los anillos matrimoniales representaban simpleza y sobriedad, no obstante, con el pasar del tiempo se han popularizado los diseños personalizados que plasmen de alguna manera algún detalle especial de la pareja.

Rachel Solomon

Rachel Solomon

Diversos tipos de oro

Es muy importante considerar que los anillos serán para toda la vida, de ahí la importancia de elegir un material duradero y de calidad, que no sufra cambios o transformaciones drásticas a lo largo del tiempo.

A pesar de que hay alianzas en muchísimos materiales (dependiendo del presupuesto de cada pareja) tales como oro, plata, platino o titanio, es de vital importancia elegir el mejor material.

Greer Gattuso

Greer Gattuso

El oro puro es de 24 quilates, no obstante, al ser un material muy suave se debe fundir con otros materiales para realizar las joyas. En el mercado se encuentra de 18k, 14k, y 10k.

Es vital revisar el aquilataje en el interior del anillo, así como el grosor, confort y ancho, pues de eso dependerá el precio.

Lo más importante es elegir un diseño acorde a los gustos de ambos, con el que se sientan cómodos, pues será para toda la vida.

Texto para Revista Bodas&Estilos

Deja un comentario